Asturias, Uncategorized

Bandujo: un viaje hacia la Edad Media

Cuando pensamos en pueblos bonitos asturianos siempre se nos vienen a la cabeza pueblos costeros sobre todo, y aunque son tremendamente bonitos, también hay pueblos de interior con mucho encanto y unas vistas de infarto. Este es el caso de Bandujo, en el concejo de Proaza. ¿Te vienes a descubrirlo?

LOCALIZACIÓN

Está ubicado en el concejo de Proaza y se tarda una hora y veinte en hacer el recorrido Gijón-Bandujo. Una vez dejada la autopista, una sinuosa carretera (la AS-228) nos sube por la montaña para llegar hasta el pueblo. Se puede aparcar a la entrada, ya que el aparcamiento de dentro del pueblo está reservado para residentes (lógico y normal).

HISTORIA

El primer asentamiento en esta ubicación data del siglo VIII, sin embargo, no queda rastro de los edificios de aquel primer pueblo medieval. Bandujo fue evolucionando a lo largo de la Edad Media y se sucedieron varias edificaciones hasta dibujar la actual silueta de lo que es el pueblo a día de hoy, cuyos edificios más antiguos datan del siglo XII.

¿QUÉ VER?

Aunque no lo parezca, consta de seis barrios: el Palacio, la Entelaiglesia, la Molina, la Reguera, el Toral y el Campal. Sin embargo, el más representativo de Bandujo es el barrio del Palacio, ya que es donde encontramos las edificaciones más bonitas. Precisamente, este barrio toma su nombre de una de las casas que ahí se ubican, la casa El Palacio, cuya torre, la Torre de Bandujo, data del siglo XIV y es de las mejor conservadas de Asturias. Sirvió en el pasado como cárcel y como ayuntamiento.

Otros dos puntos muy interesantes son la Iglesia de Santa María, del siglo XII, y el cementerio. Pero sin duda, lo mejor es pasear por Bandujo y sobre todo, subir la cuesta que te lleva alrededor del Palacio para observar una preciosa vista con el pueblo en primer plano y las montañas de fondo. En días despejados es una delicia para la vista.

Si te apetece caminar, hacer una ruta o bien llegar andando desde Proaza, hay una senda medieval que une ambas localidades y que un día fue la única forma de llegar hasta Bandujo. Eso sí, recomendamos estar en forma medianamente, ya que puede ser un poco abrumador.

Como ves, visitar Bandujo es viajar en el tiempo hacia la Edad Media, disfrutando de unas vistas espectaculares y sintiendo el aroma a naturaleza y a leña, notando la brisa fresca de las montañas y disfrutando de un entorno eterno que perdura intacto en el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s