América

Diario de viaje a Costa Rica: Volcanes, jungla y playas

Escrito por: Nadia

Costa Rica es un país que nos llevamos en el corazón para siempre. Sus magníficas cascadas de agua azul turquesa, sus playas salvajes bordeadas de palmeras, su fauna y su naturaleza… Y sobre todo, su gente. ¿Te apetece descubrirla a través de nuestros ojos? ¿Estás preparando un viaje y necesitas información? ¡Pues sigue leyendo! Y recuerda que también tenemos una guía con muchos consejos para visitar Costa Rica. Puedes leerla en este enlace.

Día 1: Vuelo Madrid-San José

Estábamos muy emocionados y nerviosos, era nuestro primer viaje intercontinental después de la pandemia, ¡y a Costa Rica nada menos! Volamos con Iberojet en un vuelo directo Madrid-San José de casi 12 horas… Facturación, control de seguridad, puerta de embarque y… ¡Por fin en el avión! ¡Despegamos! Película, película, almuerzo, película… Cabezada, mensaje del comandante, película y… ¡Llegamos por fin!

Aterrizamos en el aeropuerto de San José sobre las 18:00. Después de recoger nuestro equipaje, cogimos un taxi para ir a nuestro alojamiento. Nos quedábamos a pasar la noche en Alajuela, el pueblo donde está ubicado el aeropuerto. Llegamos a nuestro bungalow, cenamos y a dormir, nos esperaban muchas aventuras.

DÍA 2: Alajuela – Centro de rescate de animales Animal Love

Tras un buen desayuno, fuimos a recoger nuestro coche de alquiler y pusimos rumbo al centro de rescate de animales Animal Love, ubicado en la selva, a una hora y media aproximadamente de La Fortuna.

Animal Love funciona como una ONG donde cuidan de más de 1200 animales, sobre todo gatos y perros heridos, enfermos o abandonados. Es increíble el trabajo que hacen, sobre todo teniendo en cuenta que se financian solo con donaciones y con parte de los fondos del hotel con el que están hermanados, Lands In Love. Cuando nos contactaron para colaborar con ellos y ayudarlos a conseguir donaciones, aceptamos encantados.

Obviamente, nos alojamos en el hotel Lands In Love y tuvimos la oportunidad de visitar el centro de rescate, conocer al equipo, mimar a los gatitos y perritos y saber más sobre cómo trabajan y el esfuerzo que dedican todos los voluntarios a sacar adelante a todos estos animales.

Después, nos llevaron a hacer una actividad muy chula de tirolinas por la selva. El resort Lands In Love ofrece a sus huéspedes todo tipo de actividades, desde relajantes, como un paseo a caballo, hasta aventureras como rafting o descenso de cañones.

La experiencia de las tirolinas fue alucinante, hicimos cinco, una de ellas llamada el Superman, porque vas tumbado boca abajo y recorres volando los 700 metros de tirolina que transcurren por la selva. ¡Brutal! Después de eso, cenamos rico, rico y a descansar.

DÍA 3: Animal Love – Catarata La Fortuna

Dejamos el centro de rescate y ponemos rumbo a la zona de La Fortuna, donde se encuentra el Parque Nacional del Volcán Arenal, que está rodeado de aguas termales, cataratas y mucha naturaleza.

Después de dejar nuestras cosas en el hotel, pusimos rumbo a la catarata La Fortuna. Está incluida dentro de una zona protegida y hay que pagar entrada. Cuesta 18 dólares y tienes muchas cosas que hacer además de visitar la cascada, como trekkings y avistamiento de aves y plantas. Abre de 7:00 a 17:00.

Para llegar a la cascada, la joya de la corona, es necesario bajar (y luego subir) unas 500 escaleras. Llévate bañador y disfruta de un bañito relajante al lado del chorro, pero cuidado, porque a veces baja con tanta fuerza que no puedes acercarte. La tarde nos la tomamos de relax y disfrutamos de un precioso atardecer.

Catarata La Fortuna

DÍA 4: Aguas termales, Parque Nacional del Volcán Arenal y Místico Park

Empezamos el día a las 6:00 en las aguas termales de Chollín, que son gratuitas. Están justo al lado de todos los hoteles termales que te clavan 90 dólares por persona por un bañito… ¡Son las mismas! Solo que a 100 metros son gratis. Y, por supuesto, el paisaje es totalmente natural, ya que en las zonas de los hoteles lo modifican.

Si quieres disfrutar bien de las termales Chollín, vete bien temprano, ya que luego se peta. Nosotros dejamos el coche a un lado de la carretera, a 10 metros del acceso a las termas. El mejor sitio es pasando una especie de puente en la carretera, a mano izquierda verás una bajada.

Estuvimos hora y media a remojo y luego pusimos rumbo al Parque Nacional del Volcán Arenal. Abre de 8:00 a 16:00, pero el último acceso es a las 14:30, tenlo en cuenta. Cuesta 15 dólares por persona.

Hay muchas sendas para hacer trekking y recorrer todo el parque, paseando por las coladas de lava y viendo árboles ceiba gigantescos. Las sendas no son nada difíciles y hay algunas por las que hasta podrías ir en silla de ruedas, literalmente. Son sencillitas y los niños pueden hacerlas sin problema. Hay una de dos horas, otra de tres, otra de solo media hora… Nosotros hicimos unas cuatro horas de caminata.

Tras comer algo rápido, nos dirigimos al Mistico Park, conocido por sus puentes colgantes por la selva. Fue una maravilla disfrutar de las vistas y aventurarnos como Indiana Jones por puentes colgante infinitos sobre las copas de los árboles con vistas al volcán Arenal. ¡Muy recomendable! Al acabar, nos fuimos directos al hotel a descansar, ¡qué día tan bonito e intenso!

DÍA 5: Arenal – Río Celeste – Manuel Antonio

Bien temprano, pusimos rumbo al Parque Nacional del Volcán Tenorio, donde se ubica el Río Celeste y su impresionante cascada. El sorprendente color celeste de esta agua surge por un compuesto mineral que se disuelve a lo largo del curso del río. Cuenta la leyenda que es donde Dios lavó su pincel después de pintar el cielo, ¡y no nos sorprende!

Abre de 8:00 a 16:00 y la entrada cuesta 12 dólares por persona. Cabe destacar que aquí el parking es de pago, hay varios y todos cuestan 3000 colones, a pagar en efectivo.

Al igual que en La Fortuna, tienes muchas más cosas que hacer además de ver la cascada, como trekkings, ver el teñidero del río, disfrutar de puentes colgantes sobre aguas celestes… Es un sitio precioso y uno de los más especiales en los que hemos estado. Estuvimos unas cuatro horas recorriendo el parque y luego, volvimos al coche para irnos a la zona de Manuel Antonio.

Nos esperaban cuatro horitas de coche por carreteras lentas y sinuosas. Cuando llegamos, compramos algo en el supermercado y ya nos quedamos descansando hasta el día siguiente.

DÍA 6: Parque Nacional de Manuel Antonio

Empezamos el día muy temprano para visitar el Parque Nacional de Manuel Antonio con un guía que nos ayudará a avistar animales. ¡Qué nervios! La visita se puede hacer por tu cuenta, sin guía, pero no lo recomendamos porque por tu cuenta no verías más que alguna mariposa. ¡Es increíble la capacidad de los guías para avistar y encontrar a los animales incluso desde muy lejos!

Nuestro guía se llamaba Diego y es muy bueno. Por supuesto, es guía oficial del parque. Gracias a él pudimos ver un montón de animales: perezosos, iguanas, reptiles, monos, murciélagos… ¡Quedamos muy contentos! Es muy hábil y te explica todo muy bien, siempre busca el punto perfecto para el avistamiento. Si quieres que Diego te acompañe en tu visita, tenemos su contacto, pídenoslo y te lo pasamos.

Lo único malo de este parque nacional es que es el más pequeño de Costa Rica pero el más visitado, así que hay hordas de gente ya a las 7 de la mañana campando por ahí. La entrada cuesta 16 dólares (solo entrada, visita guiada a parte) y abre de 7:00 a 15:00, cierra los martes.

Cuando acabamos el recorrido, nuestro plan fue disfrutar de las playas que hay dentro del parque, mucho menos concurridas que las playas públicas. Disfrutamos la mañana en Espadilla sur y luego, salimos para comer algo (no dejan meter comida al parque).

Después de comer, volvimos al plan de playa. Esta vez, en Espadilla, gratuita y pública. Para aparcar el coche, tienes dos opciones: usar un aparcamiento privado o buscar un sitio gratis. Nosotros aparcamos el coche a un lado de la carretera, en una zona claramente gratuita, aunque cuando volvimos a recoger el coche después de la tarde en la playa, un señor quería hacernos pagar por habernos “vigilado” el coche”. No le pagamos, por supuesto. Esto es muy común, no piquéis, que es un timo.

En playa Espadilla vimos un atardecer de película y aprovechamos, por supuesto, para sacar alguna foto bonita. Luego, fuimos a cenar a un avión y… ¡sí, sí, a un avión! Es un restaurante muy peculiar, pero en nuestra opinión, quizás demasiado caro para la comida que sirven.

DÍA 7: Manuel Antonio – Bahía Drake

Llega uno de los platos fuertes del viaje: ¡Nos vamos a Bahía Drake! Esta pequeña localidad está situada en la Península de Osa y es una de las puertas de entrada al Parque Nacional de Corcovado, el más espectacular del país y según National Geographic, el lugar con más biodiversidad del planeta.

Para llegar a Bahía Drake, lo mejor es ir hasta Sierpe, dejar allí el coche y luego, coger una barca hasta Bahía Drake. El proceso es muy sencillo: cuando llegas con el coche, unos señores te toman la matrícula, te indican dónde aparcar y te dicen con qué capitán te toca embarcar. Nuestro capitán se llamaba Junior. El parking cuesta 6 dólares por noche y lo pagas al volver a recogerlo.

Nada más montarnos en la barca… ¡bum! Emerge un cocodrilo a menos de cinco metros. Un cocodrilo enorme, por cierto. Todos hicimos “hfhghdjhfhfdjd” y a los dos segundos, volvió a sumergirse. ¿Quién podría esperarse ver un pedazo de cocodrilo en el embarcadero? Eso era un preludio de todo lo que nos esperaba en Bahía Drake y en Corcovado.

Empezamos a navegar y el paisaje nos dejó sin aliento. Río, jungla, aves, manglar… Una hora de navegación remontando el río para finalmente salir a mar abierto y llegar a Bahía Drake.

El desembarco es directamente en la playa. Acercan la barca un poco a la orilla y te bajas, con cuidado. Cubre más o menos hasta la rodilla, así que lleva pantalones cortos y unas chanclas o directamente, descálzate (cuidado con las piedras).

Bahía Drake es un pueblecito pequeño y muy pintoresco, muy tranquilo, pues apenas hay turismo, y muy auténtico. Nos recibe una playa espectacular, de película, con palmeras y nácar por todos lados, un mar cálido y solo tres o cuatro personas paseando o tomando el sol.

Esta zona de Costa Rica está muy protegida y por suerte, no se ha masificado. Llega muy poco turismo y se mantiene salvaje, lo cual es perfecto para ver animales. De hecho, en el tiempo que estuvimos en la playa, vimos muchísimos guacamayos, iguanas, pelícanos, colibríes… El verdadero Jardín del Edén. El tema de los guacamayos y los colibríes nos tiene fascinados. Para nosotros, verlos así, en libertad, sin buscarlos… como en Europa ves palomas… es algo que nos alucina.

Después de disfrutar de un ratito de playa y de unos tacos sentados en la arena, pasamos la tarde descansando en las hamacas de nuestro bungalow, con vistas al mar.

Bahía Drake

DÍA 8 – Parque Nacional de Corcovado

¡Empieza lo fuerte! Son las 5:30 y ya estamos en la playa, listos para embarcar rumbo al Parque Nacional de Corcovado. Desde Bahía Drake se tarda aproximadamente una hora en barca por mar abierto. El embarque y desembarque, por supuesto, directamente al mar, así que de nuevo, lleva calzado de recambio o descálzate.

Solo 100 personas al día pueden visitar Corcovado, así que reserva tu visita con tiempo. Solamente puedes entrar con guía, es obligatorio. La entrada de un día con visita guiada en grupo cuesta 90 dólares por persona, y si quieres guía privado son 130 dólares por persona.

Nosotros decidimos que haríamos la visita con guía privado para disfrutar mejor la experiencia. Por supuesto, guía oficial. ¡Y qué suerte tuvimos con el guía que nos asignaron! Se llama Carlos Matarrita y es todo un experto. Los demás guías de hecho nos comentaban que qué suerte, porque es como una enciclopedia humana y es verdad. Sabe muchísimo y tiene una capacidad increíble para rastrear animales. Os recomendamos muchísimo contar con él para vuestra visita, es muy profesional y agradable, explica todo con mucho detalle y sobre todo: respeta y ama la naturaleza.

A los tres minutos de entrar, ya habíamos visto varios animales. Una especie de cerdo de monte, monos, muchas aves… ¡y una familia de perezosos! Alucinante, porque en Manuel Antonio solo vimos bolitas de pelo, ya que estaban agazapados. Aquí en Corcovado los vimos hasta casi posando para foto. Una mamá perezoso con su cría y papá perezoso. ¡Fue alucinante!

Después de deleitarnos con estos preciosos animales, Carlos nos llevó hasta una avioneta estrellada en medio de la jungla. Muy rollo “Lost”. Por suerte, nadie murió en ese accidente.

Y entonces, Carlos empezó con su rastreo olfativo de la estrella del parque: el Tapir. Un animal muy curioso, de la familia de los equinos, una especie de mezcla entre caballo e hipopótamo, muy curioso. Es la insignia del parque, el animal más mítico.

Carlos empezó a rastrearlo por el olor. Nos decía que si notábamos el olor a caballo. Yo lo notaba, pero no como para rastrearlo y encontrarlo. Me parece alucinante esa destreza que tiene.

En nuestro camino, fuimos viendo muchos más animales. Monos, aves, mariposas, pizotes, guacamayos, reptiles… Y todo mientras nos adentrábamos en la jungla, en el bosque primario, una zona que nunca ha sido modificada por el hombre en la historia del planeta, una zona que lleva milenios así. Alucinante.

Aprovechamos para descansar 20 minutos en la Estación de La Sirena, donde puedes quedarte a dormir si decides hacer el tour de una o dos noches. Es como un albergue.

Después de esta breve pausa, seguimos buscando el rastro del tapir. Carlos dice que el olor se intensifica, estamos cerca. De repente, vemos que acelera el ritmo, nos dice que no hagamos ruido y enfila directo por entre los árboles. Después de dos minutos… ¡ahí estaba el tapir! Dándose un bañito de barro, tan tranquilo.

Es un animal muy curioso, de verdad, único en el mundo. Lo avistamos a una distancia prudencial, sin molestarlo. ¡Misión cumplida! Y ya fue lo último que pudimos avistar. Las cuatro o cinco horas se pasaron volando, vimos muchísima fauna, muchísima flora. Corcovado sin duda nos robó el corazón… y nosotros debimos de gustarle también, porque nos tenía preparada una última sorpresa.

Embarcamos de nuevo descalzos, para poner rumbo a Bahía Drake. El avistamiento de fauna se había acabado, o eso creíamos… De repente, en la lejanía, vemos saltar una ballena fuera del agua. ¡Y otra! Entonces, Carlos le pidió al capitán de la lancha que si nos podríamos acercar para verlas. Eran ballenas jorobadas, muy difíciles de avistar, muchas agencias turísticas hacen salidas en su búsqueda, ¡y nosotros las teníamos a 100 metros! Así que para allá que fuimos. Nos colocamos a una distancia prudencial y las ballenas nos dieron un espectáculo maravilloso. Colas para arriba y para abajo, chorros de agua… ¡Increíble! Esto solo puede pasar en Corcovado.

También pasamos cerca del buque de investigación de National Geographic.

Una vez desembarcamos, fuimos a nuestro bungalow y pasamos toda la tarde relajándonos y asimilando todo lo que habíamos visto, rodeados de colibríes, pelícanos y guacamayos.

Día 9: Trekking a la playa de San Josecito

Cuando buscamos información sobre Bahía Drake y Corcovado, todo el mundo recomendaba hacer el trekking que une Bahía Drake con la playa de San Josecito por la costa. Puedes hacerlo por tu cuenta y la verdad es que es toda una experiencia. Tienes la oportunidad de adentrarte en la naturaleza por tu cuenta pero de forma relativamente segura, y eso teníamos que probarlo.

El sendero no está demasiado bien indicado más allá de cuatro o cinco señales por todo el camino, que discurre entre selva y playas. Tuvimos suerte y nos encontramos unos guías gratuitos, tres perros que nos acompañaron todo el día y nos fueron guiando en los cruces y en las zonas más complicadas.

Se tarda unas tres horas ida y tres horas vuelta y recomendamos llevar agua abundante y comida, ya que la humedad y el calor hacen mella. Por el camino irás viendo unas calas y unas playas de película y si estás atento, puedes ver también fauna como monos, guacamayos, iguanas y hasta serpientes.

Hay que cruzar un río ya casi al final. Nosotros tuvimos la suerte de que nos coincidió marea baja y pudimos hacerlo a pie sin problema, mojándonos solo hasta medio muslo. Sin embargo, si la marea está alta toca nadar o pedirle a un señor que hay allí que te cruce en barca por 3 dólares.

Ya reventados del calor y la caminata, llegamos a San Josecito y nos instalamos en una calita cercana en la que estuvimos los cinco solos. Y digo cinco porque los tres perros seguían con nosotros. Comimos, sacamos unas fotos, dormimos siesta y fuimos a ver si alguien nos rescataba, literalmente. Ya no teníamos agua y no veíamos factible volver a pie, así que hablamos con un señor que tenía una barca y nos llevó de vuelta a Bahía Drake en un pispás por un precio que acordamos.

Tened en cuenta que podéis hacer la ida a pie y la vuelta en barca, pero las barcas se van de San Josecito sobre las 12:30, como tarde las 14:00.

Pasamos la tarde echados en la playa de Bahía Drake, disfrutando de un día maravilloso.

Día 10: Bahía Drake – Alto Luciérnaga

Con toda la pena del mundo por irnos del paraíso, abandonamos Bahía Drake sabiendo que jamás olvidaríamos esos preciosos lugares y todo lo que allí vimos y vivimos. Tomamos la barca que nos llevaba de nuevo hasta Sierpe para recuperar el coche y poner rumbo a la costa caribeña. Nuestro siguiente destino era Puerto Viejo de Talamanca, en el Caribe Sur.

Sin embargo, era demasiada distancia para recorrer en un solo día, así que hicimos noche de camino, en una cabaña en lo alto de una montaña.

Día 11: Alto Luciérnaga – Puerto Viejo

Tras recorrer las dos horas de camino que nos faltaban para llegar a nuestro destino, Puerto Viejo de Talamanca, nuestro plan era disfrutar de un día de playa y relajarnos en nuestro hotel.

Sin embargo, el destino nos tenía preparado otro plan. A mí me dolía mucho la cabeza, tenía una migraña horrible y lo pasé mal durante el viaje. Para colmo, cuando llegamos a Puerto Viejo descubrimos que el hotel que teníamos reservado era un timo, así que tuvimos que reclamar el dinero y buscar otro sobre la marcha.

La jugada nos salió bien, porque encontramos un resort precioso con buena ubicación. Pero claro, con la tensión y las discusiones, la migraña fue a más y ese día solo pude estar tumbada y dormir…

Día 12: Entramos al territorio indígena Bribri

Además de Corcovado, el otro plato fuerte de nuestro viaje era poder conocer a una familia indígena Bribri y compartir con ellos un día precioso. Y va a dar igual lo bien que os lo describa, porque mis palabras no harán justicia a la belleza que vivimos ese día.

Pudimos hacerlo gracias a Yuni de Duriwak y a Dani de Ditsowo u. Son dos chicos bribri que dirigen proyectos culturales indígenas y que hacen un gran trabajo. Yuni nos lo gestionó todo, quedamos con él por la mañana y nos guió hasta el territorio bribri. Allí nos recibió Dani, nos enseñó dónde nos quedaríamos a dormir y pusimos rumbo al río para coger una canoa e ir a visitar a su familia.

Remontando el río en canoa, llegamos al poblado. Lo primero que hicimos fue entrar a una edificación sagrada en la que Dani nos explicó el origen del universo según su cultura, las creencias bribris, algunos rituales… Y hablamos un poco de la forma de ver la vida que tienen allí. Nos quedamos maravillados con todo lo que nos contó, es muy interesante. Todo esto os lo contaremos en otro artículo dedicado exclusivamente a la cultura bribri, para no extendernos en el diario.

Luego, entramos a casa de su abuela, la matriarca del clan. Los bribris se organizan en clanes matriarcales y la mujer tiene mucha importancia en su cultura. De hecho, en la antigüedad, solo las mujeres y los líderes espirituales podían tomar cacao, que se consideraba una bebida sagrada.

Estuvimos compartiendo un tiempo precioso con la familia de Dani, hablando con ellos, con su abuela… Incluso pudimos escuchar cómo suena el idioma bribri, ya que tienen lengua propia. Nos contaron que gramaticalmente, sería parecido al inglés, pero claro, no comparten raíz y es muy bonito de escuchar.

Además, nos invitaron a almorzar y tomamos arroz con frijoles y carne, banano frito y cacao, ¡una delicia! Estaba muy sabroso y todo era totalmente orgánico y natural.

Después de seguir charlando un buen rato con los bribri, volvimos al río para ir al siguiente punto, un huerto ecológico que también llevan ellos. Allí Dani nos enseñó varias plantas, entre ellas, el fruto del cacao.

Luego, descansamos una horita y nos fuimos a bañar al río, ¡qué fresquita estaba el agua en comparación con el mar! Estuvimos compartiendo un rato agradable con Yuni y con otras dos chicas que conocimos allí y disfrutando de la naturaleza pura.

Después de ducharnos y cambiamos, llegó la hora de cenar. Dani había asado un cerdo y preparó una cena deliciosa. Pero sin duda, lo mejor fue la conversación que se creó después de cenar, todos compartiendo experiencias, visión de futuro, anécdotas… ¡Cómo echábamos de menos poder intercambiar conocimientos con gente de otros países y de otras culturas!

Nos fuimos a dormir con el corazón calentito y la mente agradecida por todo lo que estábamos viviendo. Al día siguiente tocaba madrugar para poner rumbo a nuestro destino final: Tortuguero.

Día 13: Territorio Bribri – Tortuguero

Nos despedimos con pena de Dani, de Yuni y de toda la gente que allí habíamos conocido sabiendo que los llevaríamos para siempre en nuestros corazones y muy agradecidos por todo lo que habíamos aprendido, visto y vivido. Sin duda, esta experiencia nos ha enriquecido como personas.

Pusimos rumbo a Tortuguero, en el Caribe Norte, una zona a la que solo se accede en barca. Dejamos el coche en el parking del embarcadero de La Pavona por 10 dólares la noche y cogimos la barca para remontar el río.

De nuevo, al llegar al aparcamiento, te recibe alguien y te dice en qué barca has de subirte. Esta vez, durante el trayecto no vimos cocodrilos, pero sí dos caimanes de lejos, iguanas y muchas aves.

La barca nos dejó directamente en nuestro resort, el Mawamba Lodge, un paraíso dentro del paraíso.  Tiene embarcadero propio y está perfectamente integrado en la naturaleza, cuenta con bungalows perfectamente acondicionados con todas las comodidades, piscina, restaurante y bar.

Está justo al lado de la playa, pero no puedes bañarte porque hay tiburones, barracudas y mucho oleaje. Mejor la piscina. Llegamos directamente para comer y después de explorar el hotel, fuimos a descansar. El día siguiente tocaba madrugar.

Día 14: Canales del Parque Nacional de Tortuguero y Mawamba Lodge

Nos levantamos bien temprano para hacer una excursión en barquita de remo por los canales del Parque Nacional de Tortuguero y poder avistar caimanes, tortugas y otra fauna salvaje.

Por supuesto, con un guía oficial, que se llamaba Antonio. Lo contratamos a través de la Asociación Oficial de Guías de Tortuguero y fue y un acierto. Puede que otras agencias os ofrezcan lo mismo más barato, pero hay trampa: iréis en barca motora en grupo, con lo cual, ni veréis tantos animales (se asustan mucho con los motores) ni os podréis acercar tanto. Además, las lanchas motoras son perjudiciales para el ecosistema y el medio ambiente y, de hecho, hay canales donde no pueden entrar, solo pueden pasar barcas a remo.

Con lo cual, os recomendamos contratar la misma excursión que nosotros no solo para poder ver más y mejor la fauna, sino para no contribuir a destrozar el medio. Os podemos pasar el contacto de la chica que lo gestiona.

Antonio es muy buen guía, tiene muchos años de experiencia y es como una enciclopedia. Sabe muchísimo, incluso el peso medio de cada especie, de dónde a dónde migra cada ave, cuántos especímenes hay… ¡Lo sabe todo! Quedamos muy contentos con sus explicaciones. En las dos horas y media que estuvimos navegando vimos muchísimos caimanes. ¡Y muy cerca! Si estirábamos la mano, podíamos tocarlos (no recomendable, por supuesto). Vimos también tortugas, muchas aves, muchos reptiles… ¡Un paraíso!

Después, dimos una vuelta por el pueblo de Tortuguero para conocer sus vibrantes calles y luego, volvimos al Mawamba Lodge para sacar fotos y relajarnos en la piscina. ¡Se acaba nuestro viaje!

Pusimos punto y final a un maravilloso viaje con una cena perfecta en el restaurante del hotel. Todo el personal es muy atento y sin duda os lo recomendamos para la zona de Tortuguero.

Día 14: Tortuguero – San José – España

Toca vuelta a España… Cogimos la barca de Tortuguero a La Pavona, el coche de La Pavona al aeropuerto y de allí… El avión de San José a Madrid. Y otro de Madrid a Asturias.

Nuestro viaje terminaba y nosotros todavía estábamos asimilando todo lo que vivimos, lo que vimos y las experiencias tan enriquecedoras de un país que podría ser perfectamente el Jardín del Edén. Vimos animales exóticos en libertad que viven felices y protegidos, vimos muchas plantas preciosas, flores tropicales, playas de arena blanca, calas salvajes… Y conocimos gente que nos llevamos para toda la vida.

Y recuerda que también tenemos una guía con muchos consejos para visitar Costa Rica. Puedes leerla en este enlace.

¡Pura vida!

América

Qué ver en Costa Rica: Consejos e itinerario

Escrita por: Nadia

Costa Rica, siendo un país pequeñito, alberga el 4 % de la biodiversidad de todo el planeta Tierra y eso es muy, muy especial. Volcanes de película, selva salvaje, playas paradisíacas, jaguares, perezosos… ¡Y pura vida! Si algún día existió el Jardín del Edén, sin duda se encontraba en Costa Rica. ¿Estás preparando un viaje a Costa Rica? ¡Pues sigue leyendo! Te damos consejos para que tu viaje sea perfecto y te detallamos los hoteles en los que nos quedamos, además de proporcionarte nuestro itinerario para 14 días. ¡Pura vida!

CONSEJOS GENERALES:

MEJOR ÉPOCA PARA IR

Costa Rica tiene dos estaciones, la húmeda y la seca. La húmeda va de mayo a septiembre y es muy probable que si visitas el país en estos meses pases unas vacaciones pasaditas por agua. Sin embargo, no son lluvias torrenciales y puedes disfrutar de tu viaje sin problema, simplemente, tenlo en cuenta.

La estación seca va de septiembre a abril y es la mejor época para viajar al país de la pura vida. Disfrutarás de un sol radiante y unas temperaturas perfectas para descubrir todo lo que Costa Rica tiene que ofrecer.

¿QUÉ SE NECESITA PARA ENTRAR?

En primer lugar, por supuesto, el pasaporte en vigor. Para países endémicos de fiebre amarilla también es obligatorio tener la cartilla de vacunación en regla.

En cuanto a la Covid-19, nosotros pudimos entrar sin problema con el Certificado de Vacunación Europeo y el Pase de Salud de Costa Rica. Para obtener este pase, simplemente rellenas un formulario y te genera un código QR que tienes que enseñar en el aeropuerto.

¿COSTA RICA ES PELIGROSO?

No, en absoluto. Es un país muy seguro incluso para personas que viajen solas o para viajar con niños. En ningún momento tuvimos sensación de peligro y en general, los ticos (costarricenses) son muy agradables, amables y simpáticos, siempre dispuestos a ayudarte y siempre con una sonrisa en la cara.

¿COSTA RICA ES CARO?

Sí, precisamente por ser un país seguro, ya que como nos dijeron algunos ticos, la paz es cara. No es prohibitivo, pero sí debes tener en cuenta que los precios de algunos servicios, como entradas a parques naturales o alquiler de coche son muy elevados.

¿HAY VUELO DIRECTO DESDE ESPAÑA?

Sí, nosotros viajamos directos desde Madrid a San José con la compañía Iberojet. Nos salió por unos 400 € ida y vuelta por persona. Ten en cuenta que para volver a España desde Costa Rica has de pagar un impuesto en aduanas de 29 dólares en el aeropuerto. Sin embargo, algunas aerolíneas, como Iberojet, ya incluyen ese impuesto en los billetes, así que compruébalo con tu aerolínea.

COCHE DE ALQUILER

Si vas a recorrerte el país, es conveniente que alquiles un coche. A poder ser, un todoterreno, o como mínimo, un SUV. Las carreteras en Costa Rica a veces son complicadas, llenas de baches. No hay autopistas y según la zona, puede que tengas que meterte por caminos sin asfaltar, así que mejor un coche alto. ¿El problema? El precio. Por 14 días un SUV cuesta unos 800€ (con los seguros obligatorios y todo) y los todoterrenos de 1000€ para arriba. El coche de alquiler es donde más pasta te vas a dejar de todo el viaje. Pero no te lleves un susto por ahorrar y coge uno bueno.

CONEXIÓN MÓVIL

Nosotros utilizamos tarjetas SIM y E-Sim de Holafly y quedamos muy contentos. Son muy fáciles de utilizar y funcionan bien. Sin embargo, ten en cuenta que si te metes en la selva habrá zonas en las que no haya ni 4G ni cobertura en general, ¡es normal! Puedes conseguir las tarjetas SIM de Holafly con descuento en este enlace.

CAMBIO DE MONEDA

¿Es mejor llevar todo el dinero en colones o mitad en dólares y mitad en colones? Pues aunque en Costa Rica muchas veces te piden que pagues en dólares, llévalo todo en colones, ya que obviamente te los aceptan y al cambio ahorras MUCHO dinero. Eso sí, en los parques nacionales te piden pagar con tarjeta y el pago sí se hace en dólares en ese caso, pero solamente de forma excepcional para la entradas. Y como es con tarjeta, no hace falta que lleves dólares cambiados.

Para cambiar de euro a colón, nosotros utilizamos el servicio de Ria. Es muy cómodo, haces una transferencia y en dos días recibes el dinero cambiado en casa. Puedes conseguir un descuento en el servicio desde este enlace, y un descuento adicional en el tipo de cambio si introduces además el código STORMTRO.

SEGURO DE VIAJE

Es muy importante viajar asegurado, y más ahora mismo con la pandemia todavía haciendo estragos. Por eso, te recomendamos dos aseguradoras top que para nosotros son las mejores del mercado ahora mismo, Iati y Mondo. Por ser lector de nuestro blog, te dejamos un descuento en cada aseguradora para que viajes tranquilo. El descuento se aplica automáticamente al reservar desde estos enlaces:

¿QUÉ VER?

Hay mucho que ver, muchísimo, y dependiendo de si te llama más la naturaleza o si buscas más relax, elegirás una cosa u otra. Nosotros somos aventureros, así que elegimos un itinerario cañero. Te vamos a detallar aquí las cosas que nos dio tiempo a ver en 14 días, por orden. Si quieres verlo en detalle, no te pierdas nuestro diario de viaje completo pulsando aquí.

La Fortuna:

  • Catarata La Fortuna: Abre de 7:00 a 17:00, última entrada a las 16:00. Precio: 18 dólares por persona, solo pago con tarjeta.
  • Parque Nacional del Volcán Arenal: Abre de 8:00 a 16:00, última entrada a las 14:00. Precio: 15 dólares por persona, solo pago con tarjeta
  • Termales Chollín (gratuitas)
  • Mistico Park: Abre de 6:00 a 16:30, última entrada a las 15:30. Precio: 27 dólares

Guanacaste y Alajuela

  • Parque Nacional del Volcán Tenorio y Río Celeste: De 8:00 a 16:00, última entrada a las 14:00. Precio: 12 dólares por persona, solo con tarjeta. Parking de pago, 3000 colones, solo pago en efectivo

Manuel Antonio

  • Parque Nacional de Manuel Antonio y sus playas: Abre de 7:00 a 15:00, los martes cierra. Precio: 16 dólares (solo entrada, visita guiada se paga a parte)
  • Playa Espadilla

Península de Osa

  • Bahía Drake
  • Parque Nacional de Corcovado (entrada por La Sirena): Entrada 16,95 dólares, obligatorio llevar guía.
  • Trekking a San Josecito

Caribe Sur

  • Limón
  • Puerto Viejo de Salamanca
  • Territorio Bribri
  • Playa Arrecife y Playa Punta Uva

Caribe Norte

  • Parque Nacional de Tortuguero: Abre de 6:00 a 12:00 y de 13:00 a 16:00. Precio de 16,95, visita guiada aparte.

¿DÓNDE ALOJARSE?

En Costa Rica hay una amplia variedad de alojamientos, pero nosotros te recomendamos los que conocemos. En todos hemos estado muy a gusto y estamos seguros de que a ti también te gustarán:

Esperamos que toda esta información te sea útil para planear tu viaje y que disfrutes tanto como lo hicimos nosotros. Recuerda que si quieres más información sobre el itinerario, las cosas que ver y muchos consejos más, tienes disponible nuestro diario de viaje pulsando aquí. En él podrás conocer de primera mano toda la información y obtener el contacto de nuestros guías para cada localización.

¡Pura vida!

Asturias

Jornada de AsturiasTB por Valle del Nalón

Hace unas semanas, pude disfrutar de una jornada por el Valle del Nalón con mis compañeros de Asturias Travel Bloggers. Es una región que tiene muchísimo que ofrecer, desde planes de aventura hasta catas de queso para los paladares más gourmets. ¿Te apetece descubrir conmigo actividades únicas y rincones llenos de historia con paisajes alucinantes?

Primera parada: Pozo Sotón

El Valle del Nalón es una región históricamente minera y cuenta con muchos pozos, conectados entre sí por una red de túneles subterráneos. En nuestro caso, visitamos el Centro de Experiencias y Memoria de la Minería del Pozo Sotón a través de una visita guiada de unas dos horas de duración. En la visita vamos recorriendo diferentes escenarios para descubrir cómo era el trabajo en la mina, desde los inicios hasta los últimos años de funcionamiento.

Muchos de estos espacios están tal cual se dejaron cuando el pozo dejó de funcionar y puedes ver incluso la ropa o las taquillas de los mineros, la cocina y parte de los túneles. La visita es muy amena, ya que además de la explicación de la guía, cuentas con la maravillosa experiencia de escuchar a Carmina, que a través de un viaje en el tiempo, te cuenta cómo es la vida de las mujeres que trabajan en el pozo como telefonistas o lavando la ropa de los mineros. Es un espectáculo y muy entretenida de escuchar. ¡Toda una profesional!

Además, el recorrido está lleno de zonas interactivas para que puedas sumergirte de lleno en la vida en la mina. 

Aunque a nosotros no nos dio tiempo, puedes hacer una visita nocturna a las galerías del pozo. ¡Tenemos pendiente este planazo! También cuenta con una zona exterior donde puedes ver carretillas y otras partes indispensables de la mina.

Segunda parada: Quesos La Corte, la casa del Queso Casín DOP

¿Os he dicho que me vuelve loca el queso? Soy como un ratón y en nuestra nevera puede faltar cualquier cosa menos queso. Por eso esta visita en particular me entusiasmaba tanto. ¡Y no defraudó!

El Queso Casín es de los pocos que cuenta con categoría de Denominación de Origen Protegida en Asturias y solo se elabora en tres queserías en Asturias. Una de ellas, La Corte. Nos recibió el dueño de la quesería, Fran, quien nos explicó el proceso de elaboración y fermentación del queso, completamente artesanal y manual.

Nos explicó pacientemente todo el proceso de elaboración, detalle a detalle, lo cual resultó muy interesante para una amante del queso como yo. El queso se elabora con leche cruda de vaca y tiene dos procesos de amasado y fermentación.

Pudimos entrar en las cámaras y olía tan bien que se nos hacía la boca agua. Por suerte, Fran nos tenía preparada una pequeña cata para que pudiésemos saborear el queso en todas sus etapas de maduración. Y no fue la única sorpresa, sino que nos regaló un queso a cada uno del que dimos buena cuenta en casa.

Tercera parada: Restaurante Balcón de Redes

La cata de queso nos abrió el apetito y en el Balcón de Redes nos tenían preparado un exquisito menú a base de croquetas de Queso Casín DOP, tacos de venado y cabrito con patatines. ¡No os podéis imaginar lo rico que estaba todo! Comimos como reyes con unas vistas espectaculares al embalse. Si estáis por la zona, no lo dudéis, es opción segura y vais a salir encantados.

Cuarta parada: La casa del agua

Después de comer, nos dirigimos a la Casa del Agua para aprender la historia sobre el uso de este bien tan preciado y descubrir muchos inventos de ingeniería que se usan para aprovechar todo lo que el agua puede darnos.

De forma amena e interactiva vamos descubriendo datos y curiosidades, apreciando el valor del agua y deleitándonos con las explicaciones de nuestra guía, quien también nos habla de la flora y fauna que se encuentra en el parque de Redes y de la importancia que tiene el agua para el desarrollo de la vida en este entorno natural.

Quinta parada: Senderos del Carbón

Como última visita del día, nos dirigimos a los Senderos del Carbón, una maravillosa iniciativa del ayuntamiento de Laviana para recuperar los antiguos pasos utilizados por los mineros para transportar el carbón y convertirlos en rutas de BTT. Los caminos discurren por distintos tramos, con un total de 8 rutas que los amantes de las bicicletas de montaña disfrutarán sin duda.

Una experiencia preciosa para terminar una jornada amena, interesante y divertida por el Valle del Nalón. 

Y tú, ¿te animas a visitar estos maravillosos enclaves? ¡Cuéntanos qué te ha parecido!

Tips

Viaja conectado sin pagar roaming

¿Qué pesadilla lo del roaming, no? Por suerte, te vamos a contar una forma mucho más sencilla, cómoda y económica de viajar al extranjero y mantenerte siempre conectado. ¡Usa las tarjetas sim de Holafly! Son muy fáciles de utilizar, simplemente tienes que insertarlas en tu teléfono y listo. Tienen servicio de asistencia las 24 horas del día y además, ¡mantienes tu Whatsapp con el número español! Son todo ventajas, ¿verdad? Vamos a descubrir más cosillas:

¿Cómo funciona?

Es muy fácil. Haces el pedido de tu tarjeta sim con este enlace para obtener un 5 % de descuento y en unos, días te envían la tarjeta a tu domicilio. Te la llevas de viaje y cuando estés en el destino, simplemente la introduces en tu teléfono, la configuras en dos minutillos y ya tienes conexión para navegar a máxima velocidad durante tus vacaciones, sin preocuparte de buscar wifi o pagar roaming.

¿Para qué países son válidas las tarjetas?

¡Para tantos como puedas imaginar! Tienen muchísimos destinos e incluso tarjetas que valen para varios países. ¡Es comodísimo y tienen unas coberturas muy completas!

¿De cuántos GB son?

Tienes varias opciones para elegir según la cantidad de días que vayas a estar en el destino y según cuánto planees usarla. Suelen indicarte la cantidad de gigas que necesitarías dependiendo del tiempo que te vayas a quedar. Por ejemplo, para dos semanas sin mucho uso, con 8 GB debería bastarte. Pero si eres creador de contenido y vas a estar a tope subiendo vídeos y fotos, cógete una de 12 GB, por ejemplo.

Ventajas:

  • Llamadas entrantes gratuitas
  • Envío gratis en 72 horas o servicio exprés con entrega al día siguiente
  • Servicio de atención al cliente 24 horas
  • Mantienes tu número de Whatsapp en español

¿A qué países hacen envíos?

De momento, solo hacen envíos de tarjeta sim física a España, Francia y Alemania, pero si vives en otro país, incluso de América, ¡no te preocupes! Puedes pedir una e-Sim, es decir, una tarjeta virtual que se activa a través de un QR que te llega por email. Te contamos más en el siguiente punto.

¿Qué es una e-sim?

La e-sim es una tarjeta virtual, no es un producto físico, si no que el plan de datos se añade al móvil simplemente escaneando un código QR, es muy práctico y rápido. La única pega es que de momento no es compatible con todos los dispositivo, aunque cada vez se van añadiendo más a la lista. De momento, estos son los modelos compatibles con e-sim: iPhone SE, XR, XS, XS Max, iPhone 11, 11 Pro y 11 Pro Max, 12, 12 Pro, 12 Pro Max, 12 Mini, Samsung S20, Galaxy Z Flip, Note 20 Ultra, Fold LTE, Huawei P40, P40 Pro, y Google Pixel 3, 3a,4, 4a, Motorola Razr 2019

¿Quieres comprar una tarjeta sim de Holafly? Te ofrecemos un 5 % de descuento a través de este enlace para tarjetas sim físicas y otro 5 % de descuento para e-sim con el código STORMTROTTERS. ¡No te quedes sin ellas!

Asturias

Ruta: Tabayón del Mongallu

En asturiano, “tabayón” significa “cascada”, así que ya te puedes imaginar la joya de la corona de esta ruta. Una impresionante cascada de gran altura enmarcada en un paisaje natural alucinante, el Parque Natural de Redes. Montañas, hayedos, nieve y hojas naranjas y marrones. Olor a musgo, aire fresco y agua llena de vida. ¿Nos acompañas por esta ruta circular a través de bosques mágicos y parajes de película?

DATOS DE INTERÉS

  • Nombre: Ruta Tabayón del Mongallu
  • Localización: Tarna (Caso, Parque Natural de Redes)
  • Dificultad: Fácil
  • Formato: Circular o lineal
  • Distancia: 11 km
  • Tiempo aproximado: Unas 4 horas
  • ¿Apta para niños?: Sí, si están acostumbrados a las rutas
  • ¿Accesible?: No

LOCALIZACIÓN

La ruta parte del pueblo de Tarna, en el Parque Natural de Redes. Nosotros dejamos el coche en el aparcamiento al lado de la iglesia. Si está lleno, no hay problema en dejarlo ladeado en algún camino, sin entorpecer el tráfico ni las entradas a las fincas particulares.

Es una zona preciosa y merece la pena pasar una noche o un par para visitar más puntos del concejo y de Redes.

LA RUTA

El camino que sale de Tarna empieza con asfalto, pero poco a poco nos mete en un maravilloso hayedo que en otoño es una explosión de color. Además, el día que fuimos nosotros había algo de nieve acumulada y estaba precioso. En primavera también es un espectáculo.

Después de aproximadamente un kilómetro nos encontramos un desvío. El camino de la izquierda nos sube a los Rebollos de Llanu’l Toru, donde podremos observar unos imponentes robles centenarios. En este caso, nosotros decidimos no coger el desvío porque suponía añadir una hora más al camino e íbamos algo justos de tiempo, pero volveremos porque nos han dicho que merece mucho la pena.

Siguiendo en la bifurcación a la derecha, tomamos el camino que nos conduce a la cascada atravesando el Monte Saperu. La luz del sol va reflejando en la nieve y en las hojas tornasoladas y no podemos parar de hacer fotos y vídeos.

Poco después, nos encontramos un puente de madera muy de cuento. Ojo, porque si hay nieve, como cuando fuimos nosotros, la madera del puente resbala, así que sujétate bien a la barandilla.

Seguimos ascendiendo en zigzag por el camino y nos encontramos con la fuente Arellales, donde hacemos una pequeña parada para abastecernos y admirar el precioso paisaje.

Un poco más adelante, salimos del bosque en un precioso valle rodeado de montañas y picos nevados, árboles naranjas y a lo lejos… ¡el tabayón! Se ve perfectamente la cascada si tienes buena vista. Es un valle impresionante y las vistas son una locura, merece la pena pararse a sacar fotos.

Ascendemos poco a poco hacia la cascada, con mucha precaución porque nos encontramos hielo en el camino. En este caso, los bastones y el calzado Gore-tex son nuestros mejores aliados.

¡Por fin llegamos a la cascada! Es todo un espectáculo. En otoño/invierno es cuando más caudal tiene, así que la vimos despampanante, con un musgo verde intenso y enfocada hacia los picos nevados y los bosques otoñales. ¡No puede ser más bonita! Estuvimos un buen rato allí sacando fotos y observando la majestuosidad del salto de agua.

Cuando tocó bajar de vuelta al camino, sufrimos un poco. Como decía, el camino estaba lleno de placas de hielo y era muy complicado bajar de pie a pesar de los bastones. Al segundo resbalón con culada supimos que lo mejor era sentarse y bajar en modo tobogán. ¡Fue superdivertido! Una vez abajo, sanos y salvos, buscamos un sitio para comer tranquilamente allí mismo, al pie de la cascada.

Después de llenar la tripa, retomamos la marcha por el camino circular (está bien señalizado, no hay pérdida). Esta última parte discurre por un camino bastante ancho por el bosque. De nuevo, los colores otoñales nos acompañan. Desde hace unos meses, la última parte de ese camino debe hacerse por la carretera, ya que un argayo corta el paso en el último tramo. También está perfectamente señalizado. Finalmente, llegamos de nuevo al pueblo de Tarna.

Es una ruta bastante asequible y con unos paisajes impresionantes, así que anímate a hacerla porque merece mucho la pena y no te va a decepcionar. Si vas en invierno, lleva bastones. Nosotros recomendamos hacerla en otoño o en primavera para disfrutar de unos colores despampanantes.

Asturias

Argul: Un pueblo abandonado lleno de hiedra y musgo

Olor a leña, techos de pizarra, casas abandonadas comidas por la naturaleza, un bosque y un río. Silencio. Flores, verde, montañas, hiedra y lianas. Así podría describirse Argul, un pueblo deshabitado en plena montaña que fue declarado Bien de Interés Cultural en 2004. Sin duda, uno de los entornos más bonitos y menos conocidos de Asturias. ¿Te vienes a descubrirlo?

LOCALIZACIÓN

Argul se encuentra en el concejo de Pesoz, a solo 5 kilómetros de la capital del concejo. Está rodeado de montañas, pastos y valles. Sin embargo, es uno de los pueblos más bajos, con una altura de unos 250 metros.

HISTORIA

A pesar de que se califica como el pueblo más antiguo del concejo, no se sabe muy bien de qué época data el primer asentamiento en esta zona. Según excavaciones arqueológicas, se cree que los primeros pobladores pudieron datar de antes de la conquista romana, pero por desgracia, no se puede asegurar con certeza.

Lo que está claro es que Argul como tal existe desde al menos el año 972, ya que así figura en una referencia a esta población en un texto conservado en la catedral de Oviedo.

El pueblo quedó abandonado con la migración de sus habitantes a las Américas. En la actualidad solo hay tres o cuatro casas habitadas.

QUÉ VER

Destaca la Casa del Escultor, que fue el lugar donde nació el escultor de la corte de Felipe V, pero sin duda, para nosotros lo mejor del pueblo es perderse por sus calles y explorar sus edificios abandonados comidos por la naturaleza. Algunos, tan perfectamente adoptados por la hiedra y las lianas que pasan totalmente desapercibidos a menos que te fijes bien.

Molinos disfrazados de musgo a pie del río, casas escondidas entre lo profundo del bosque y torres cuyo techo ha vencido formando un cenote artificial que podría ser perfectamente un escenario de Tomb Raider o Indiana Jones.

No os exageramos cuando os decimos que estuvimos dos horas sacando fotos por el pueblo. Es tremendamente fotogénico y es una pasada ir descubriendo casas abandonadas y preciosos edificios de piedra.

Si quieres viajar en el tiempo y descubrir tesoros del pasado, visita Argul y déjate llevar por la magia de uno de los conjuntos arquitectónicos más curiosos de Asturias.

Asturias, Uncategorized

Bandujo: un viaje hacia la Edad Media

Cuando pensamos en pueblos bonitos asturianos siempre se nos vienen a la cabeza pueblos costeros sobre todo, y aunque son tremendamente bonitos, también hay pueblos de interior con mucho encanto y unas vistas de infarto. Este es el caso de Bandujo, en el concejo de Proaza. ¿Te vienes a descubrirlo?

LOCALIZACIÓN

Está ubicado en el concejo de Proaza y se tarda una hora y veinte en hacer el recorrido Gijón-Bandujo. Una vez dejada la autopista, una sinuosa carretera (la AS-228) nos sube por la montaña para llegar hasta el pueblo. Se puede aparcar a la entrada, ya que el aparcamiento de dentro del pueblo está reservado para residentes (lógico y normal).

HISTORIA

El primer asentamiento en esta ubicación data del siglo VIII, sin embargo, no queda rastro de los edificios de aquel primer pueblo medieval. Bandujo fue evolucionando a lo largo de la Edad Media y se sucedieron varias edificaciones hasta dibujar la actual silueta de lo que es el pueblo a día de hoy, cuyos edificios más antiguos datan del siglo XII.

¿QUÉ VER?

Aunque no lo parezca, consta de seis barrios: el Palacio, la Entelaiglesia, la Molina, la Reguera, el Toral y el Campal. Sin embargo, el más representativo de Bandujo es el barrio del Palacio, ya que es donde encontramos las edificaciones más bonitas. Precisamente, este barrio toma su nombre de una de las casas que ahí se ubican, la casa El Palacio, cuya torre, la Torre de Bandujo, data del siglo XIV y es de las mejor conservadas de Asturias. Sirvió en el pasado como cárcel y como ayuntamiento.

Otros dos puntos muy interesantes son la Iglesia de Santa María, del siglo XII, y el cementerio. Pero sin duda, lo mejor es pasear por Bandujo y sobre todo, subir la cuesta que te lleva alrededor del Palacio para observar una preciosa vista con el pueblo en primer plano y las montañas de fondo. En días despejados es una delicia para la vista.

Si te apetece caminar, hacer una ruta o bien llegar andando desde Proaza, hay una senda medieval que une ambas localidades y que un día fue la única forma de llegar hasta Bandujo. Eso sí, recomendamos estar en forma medianamente, ya que puede ser un poco abrumador.

Como ves, visitar Bandujo es viajar en el tiempo hacia la Edad Media, disfrutando de unas vistas espectaculares y sintiendo el aroma a naturaleza y a leña, notando la brisa fresca de las montañas y disfrutando de un entorno eterno que perdura intacto en el tiempo.

Europa, Grecia

Qué ver en Grecia: Itinerario, consejos, hoteles y restaurantes

Escrita por: Nadia

Grecia tiene mucho que ver y puede ser abrumador preparar un viaje, porque quieres visitar muchos sitios y no da tiempo… Eso fue exactamente lo que nos pasó a nosotros. A pesar de tener dos semanas, tuvimos que eliminar cosas del itinerario porque no había forma de estirar tanto el tiempo. Queríamos incluir tanto la parte más histórica como las islas, que son perfectas para disfrutar del lujo y pasar unos días de relax. Os vamos a contar nuestro itinerario, que veréis que es para todos los bolsillos y gustos, mezclando la Antigua Grecia con el destino de moda: las islas Cícladas. Además, os contaremos en qué hoteles nos quedamos y os daremos algunos consejos para sacarle el máximo rendimiento a vuestra estancia en el país de los dioses del olimpo. ¿Empezamos?

CONSIDERACIONES GENERALES PREVIAS

¿Grecia es caro?

No. Obviamente, puedes encarecer tu viaje tanto como quieras, como en todos sitios a los que vayas, pero en general, Grecia es un país apto para todos los bolsillos. Nosotros encontramos alojamientos en el centro de Santorini y de Mikonos que estaban genial por menos de 100 € la noche y comimos en las islas por 4 € por persona. Sí, también hay alojamientos de 1000 € la noche y más, pero eso no quiere decir que no los haya a buen precio.

¿Qué tal el tema de los coches de alquiler? ¿Es mejor un quad, un coche o una moto?

Nosotros alquilamos coche tanto en el continente como en las islas sin ningún problema. El coche que alquilamos para el continente lo llevamos reservado ya desde España y el que cogimos en cada isla lo reservamos allí mismo sobre la marcha. A pesar de haber ido en temporada alta, había disponibilidad de coches sin problema en todos los destinos.

Para el continente recomendamos alquilar coche. Para las islas os vale perfectamente una moto o un quad. Nosotros elegimos coche porque nos sentimos más seguros.

Los conductores griegos tienen muy mala fama, pero nada que ver. Conducir por Grecia es muy seguro y no vais a tener problemas.

¿Grecia está masificado?

Depende. Es cierto que nosotros viajamos en julio de 2021, y con la pandemia por el medio, había menos gente. Los sitios donde más notamos exceso de turistas fueron, obviamente, Mikonos y Santorini, pero no es imposible visitarlas si sabes a qué horas moverte. En Mikonos la gente no sale de la cama hasta las 12:00 por lo menos, ya que la isla vive de noche. Es un ambiente muy fiestero, así que por la mañana está muy tranquila. En el caso de Santorini, solo está masificado Oia, el pueblo más famoso. Ahí deberás levantarte a las 5:30 para disfrutar de las calles en calma. A partir de las 9:00 es un hervidero de gente. Pero como decimos, Santorini es más que solo Oia. Imerovigli es una preciosidad de pueblo y tiene mucho que ofrecer, al igual que Megalochori o Fira, la capital.

Otras islas como Paros o Ios, están mucho menos masificadas y podréis disfrutar de paisajes y pueblos increíbles sin tener que pelearos con hordas de turistas.

En cuanto al continente, la afluencia de turistas es mínima, centrándose casi todo en Atenas. Estuvimos completamente solos en el teatro de Epidavro y en el Oráculo de Delfos.  Es una parte de Grecia muy acogedora y sin duda, el continente es perfecto para los cazadores de reliquias.

¿Grecia es un país seguro?

Sí, por supuesto. Los griegos son muy amables y acogedores y no vais a sentiros en peligro en ningún momento, a no ser que paséis por zonas conflictivas, como en todos sitios. Es seguro para mujeres que viajen solas.

¿Cuánto cuestan los vuelos?

Hay vuelos directos baratísimos desde varios puntos de España, tanto a Atenas como a muchas de las islas. Y no solo a las islas Cícladas, también hay a Rodas y a Creta, por ejemplo, o a Corfú. Los vuelos están baratísimos, de verdad. El vuelo Madrid-Atenas nos salió por 40 € por persona y el de Santorini-Madrid por 30 € por persona.

ITINERARIO

Como os dije, teníamos un itinerario muy extenso y tuvimos que eliminar cosas, entre otras, la isla de Ítaca, la de Zante o el Monte Olimpo. Quedan pendientes para un segundo viaje. En este caso, también dejamos fuera Atenas porque ya habíamos estado dos años antes. Os vamos a detallar el itinerario final para 15 días. Recordad que al final del itinerario os dejamos la lista de alojamientos y restaurantes recomendados.

DÍA 1 – Llegada a Grecia

Aterrizamos en Atenas sobre las 19:00 y cogimos el coche de alquiler para irnos directamente hasta Epidauro, en la península del Peloponeso. Pasamos ahí la noche.

DÍA 2 – Teatro de Epidavro, Micenas y llegada a Olimpia

Por la mañana bien temprano, visitamos el teatro de Epidavro, uno de los más impactantes e icónicos de Grecia. Data del 350 a.C. y aún a día de hoy se siguen haciendo representaciones teatrales. Si os coincide, podréis ver una representación. Suelen ser las noches de verano, pero consultad la programación por si acaso.

Si simplemente queréis visitarlo sin mucha gente (o solos, como nuestro caso), recomendamos ir a primera hora. Abren a las 08:00 y la entrada cuesta 12 €.

Aquí os dejamos toda la información de horarios, taquilla y días especiales.

Tras pasar un par de horas visitando el teatro y el complejo histórico que lo rodea, pusimos rumbo a Micenas para visitar este famoso yacimiento. Se tardan 40 minutos en coche.

En Micenas visitamos el yacimiento arqueológico, donde destaca la puerta de los Leones, que era la antigua entrada a la ciudad, hogar del famoso rey de la guerra de Troya, Agamenón.

Precisamente, otra de las joyas de la corona en Micenas es la Tumba del Rey Agamenón. Se encuentra fuera del recinto principal, pero sirve la misma entrada que para el yacimiento. A pesar de que se le atribuye a este rey, recientes descubrimientos han demostrado que los restos encontrados en la tumba son anteriores al mítico héroe heleno. Aún así, es espectacular (sobre todo, por fuera) y merece la pena la visita).

La entrada a Micenas vale también 12 €. Aquí os dejamos más información de horarios y taquillas.

Una vez acabamos de visitar Micenas, que nos llevó unas dos horas y media, pusimos rumbo a Olimpia. Se tardan unas dos horas, así que comimos por el camino unos bocadillos.

Dedicamos toda la tarde a visitar Olimpia, tanto su yacimiento como sus museos. En total, nos llevó unas 5 horas y la entrada es la misma para el yacimiento y los museos.

El yacimiento de Olimpia es impresionante, con numerosos templos, estadios, gimnasios y palestras, ya os podéis imaginar. Sin duda, destaca el estadio principal. No dudéis en echar unas carreras por la pista si el sol no pega demasiado fuerte. Llevad agua, porque no hay para comprar.

En cuanto a los museos, visitamos tanto el museo arqueológico como el museo de la historia de las olimpiadas. Son pequeñitos y se ven rápido, pero son superinteresantes en nuestra opinión, así que no lo dudéis y pasad a visitarlos.

La entrada, como de costumbre, vale 12 €. Os dejamos aquí información de horarios y taquilla.

Pasamos la noche en Olimpia, ya que estábamos agotados.

DÍA 4 – DELFOS Y LLEGADA A METEORA

Desayunamos en Olimpia y pusimos rumbo a Delfos. Se tardan tres horas y media, así que madrugamos un poquito. Dedicamos toda la mañana y parte de la tarde a visitar tanto el yacimiento de Delfos como su famoso oráculo. Y ojo a esto, porque hay trampa:

Muchas personas se van de Delfos con la sensación de dejarse algo importante… ¡y es que no consiguen llegar al oráculo! También conocido como Santuario de Apolo. Este se encuentra totalmente fuera del yacimiento, a unos 200 metros. Puede llegarse andando o en coche. Tiene un pequeño (diminuto) aparcamiento al lado de las escaleras de acceso. La visita al oráculo es totalmente libre y gratuita. Nosotros estuvimos completamente solos y eso que eran las 12:00 o una cosa así… Estando allí se nota la magia en el ambiente.

En cuanto al yacimiento, os avisamos de que es bastante extenso y os llevará mínimo tres horas. También hay que destacar que el recorrido es totalmente en cuesta. Pero merece muchísimo la pena, hay templos preciosos e incluso podréis ver un teatro perfectamente conservado y el estadio que mejor ha soportado el paso de los años en Grecia. Está arriba de todo, no os rindáis.

La entrada también son 12 €. Os dejamos aquí toda la info de taquillas y horarios.

A media tarde más o menos, cogimos de nuevo el coche para poner rumbo a Meteora y hacer noche para visitar los famosos monasterios por la mañana. Se tardan unas tres horas.

DÍA 5 – METEORA

Los dos pueblos en los que os podéis alojar para visitar Meteora son Kalambaka y Kastraki. Nosotros nos alojamos en Kalambaka, ya que es el más grande, pero si volviésemos, nos alojaríamos en Kastraki. Tiene más vidilla. El caso es que después de desayunar, fuimos a visitar los monasterios.

Destacamos que para visitar los monasterios debes vestir decorosamente (sin enseñar hombros ni rodillas) y que debes llevar agua y comida, aunque en algunos monasterios puedes encontrar puestos de perritos y de bebida en el aparcamiento (cada monasterio tiene un pequeñísimo aparcamiento antes de las escaleras de acceso).

Actualmente, se pueden visitar seis y te llevaría dos días visitarlos todos, ya que cierran todos bastante pronto (algunos incluso a las 15:00) así que solo es viable visitar tres o cuatro cada día. Nosotros elegimos visitar el Gran Meteoro, el de Rosanou y el de la Santísima Trinidad. Comprobad los horarios de cada monasterio, ya que son independientes y cada uno cierra un día a la semana distinto. Cada monasterio tiene su propia web.

Sin embargo, por algún capricho del destino, encontramos el Gran Meteoro (el monasterio principal y más grande) cerrado el día que fuimos a visitarlo. No le tocaba cerrar ese día y no había ningún aviso en su web oficial. Solo un cartel escrito a mano en la puerta, lo cual nos sorprendió a nosotros y al resto de visitantes, que vimos frustrada nuestra visita.

Sustituimos la visita al Gran Meteoro por el Monasterio de Varlaam, justo al lado. Tiene una capilla con unos frescos preciosos y nos gustó mucho. Además, desde fuera es precioso. Tiene justo al lado un mirador alucinante donde sacamos unas fotos maravillosas.

Después, visitamos el de Rosanou, con una subida impresionante por unas escaleras que parecen infinitas. Por dentro, sorprende de nuevo su capillita y sus vistas. Desde las escaleras de la entrada podréis subir a un mirador en lo alto. No lo hagáis, no caigáis en la trampa (a menos que queráis ejercitar las piernas a tope). Al mirador se puede acceder desde fuera en coche muy cómodamente. Eso sí, la subidita a pie por el bosque también tiene su aquel.

El último monasterio que nos dio tiempo a visitar fue el de la Santísima Trinidad. Este monasterio está enclavado en lo alto de un peñón en la más absoluta soledad. Accederéis por un pequeño puente y unas escaleras alrededor del peñón. Es alucinante a la vista, la verdad, y arriba tampoco defrauda, con unas vistas alucinantes y un jardín maravilloso.

Ya agotados de tanto subir y bajar, pusimos rumbo a Atenas para pasar la noche, ya que al día siguiente volábamos desde la capital hasta Mikonos para pasar el resto de nuestras vacaciones en las islas más famosas de Grecia. Se tardan unas 4 horas en coche desde Meteora hasta Atenas.

DÍA 6 – MIKONOS DE NOCHE

Teníamos previsto llegar a Mikonos sobre las 12:00, pero nuestro vuelo se retrasó y llegamos para cenar. Dimos una vuelta por el centro de la capital y comprobamos que lo que dicen es cierto: Mikonos es destino de fiesta. Cientos y cientos de personas arremolinadas delante de los bares y discotecas, alcohol por todas partes, fuegos artificiales y un holandés desnudo persiguiendo a chicas. El panorama era un poco decadente, así que después de cenar nos fuimos a la cama para madrugar bien al día siguiente y poder visitarlo todo con tranquilidad.

DÍA 7 – MIKONOS DE DÍA, PLAYA Y LLEGADA A PAROS

Nos levantamos a las 7 para poder visitar la ciudad tranquilamente. A las 7:30 estábamos en los famosos molinos y pudimos disfrutarlos en soledad y sacar todas las fotos que quisimos. También recorrimos las calles vacías y el puerto antiguo, una zona preciosa. ¡Así da gusto visitar Mikonos! Sobre las 12:00 ya habíamos visitado toda la ciudad y sus recovecos, así que nos fuimos a la playa a tomar el sol y descansar. Como la isla tiene turismo nocturno, estuvimos solos en la playa, ya que todo el mundo estaba durmiendo. Sabemos que hay más isla además de la capital, pero en nuestro caso, queríamos ver lo básico y aprovechar más el tiempo en otras islas que nos llamasen más la atención.

Después de comer, cogimos el ferry a Paros, que se convertiría en nuestra isla favorita. Paros es completamente diferente a Mikonos, mucho más tranquila, acogedora y tremendamente bonita, con unos paisajes y unos pueblos de cuento.

Dimos un paseo por la capital, Parikia, que es donde estábamos alojados, y cenamos en nuestro balcón con un anochecer de película, preparados para recorrer la isla al día siguiente.

DÍA 8- NAOUSSA, LEFKES, MARPISSA, PISO LIVADI

Nos levantamos prontito y fuimos a alquilar un coche para pasar dos días en Paros. No hubo problemas de disponibilidad aún habiéndolo cogido sobre la marcha y en temporada alta, así que pusimos rumbo al primer pueblo y nuestra prioridad a visitar en la isla: Naoussa.

Naoussa es, para nosotros, el pueblo más bonito que visitamos en todas las islas griegas. Es muy pequeñito, de pescadores y con tonos blancos y azulados. El agua es de un turquesa precioso. Desde las ruinas de un antiguo castillo enclavado en el mar conseguiréis unas vistas preciosas. Paseamos por sus callecitas y puertos y nos enamoramos irremediablemente de Naoussa.

Luego, pusimos rumbo a Lefkes y caminamos todo el pueblo. Y cuando digo todo es todo, ya que estuvimos más de tres horas recorriendo sus calles y rinconcitos encantadores. Es un pueblo de interior, pero con mucho encanto.

Después dimos un paseíto rápido por Marpissa, mucho más pequeño y, en nuestra opinión, prescindible si no tienes mucho tiempo, y finalmente, nos relajamos un poco en la playa de Piso Livadi, un pueblecito costero pequeño y encantador.

DÍA 9: ANTIPAROS, PLAYA Y PARIKIA

Paros tiene una isla gemela justo al lado que se llama, precisamente, Antiparos. Antes estaban unidas formando una sola isla, pero eventos naturales las separaron. Se puede cruzar en ferry por 3 € por persona y puedes cruzar el coche también. Tardas 10  minutos escasos en cruzar. La idea era dar una vuelta a la isla e ir parando por sus principales puntos de interés: Kastro (la capital), unas cuevas volcánicas preciosas e innumerables playas. Sin embargo, encontramos que las cuevas estaban cerradas, por desgracia.

Además de visitar Kastro, donde más tiempo pasamos en esta isla fue en Agios Georgios, una pequeña (minúscula) calita de aguas transparentes y turquesas con una capillita típica griega a pie de mar. Pudimos relajarnos, tomar el sol y descansar, lo cual nos vino genial.

Antiparos tiene una islita pequeña llamada Despótiko a la que solo podrás acceder en barco. Si quieres visitarla, te recomendamos contratar alguna excursión en barco, aunque lo único que hay en la isla son calitas y un minúsculo yacimiento.

Tras volver a Paros, exploramos Parikia, que aún no habíamos podido hacerlo con tranquilidad y a la luz del día, y nos fuimos a la cama pronto para descansar.

DÍA 10 – LLEGADA A IOS

Al día siguiente, dejamos el coche de alquiler y subimos al ferry rumbo a Ios. Nos alojamos en la capital, Khora. Pudimos visitar varios puntos de interés, como el puerto y las iglesias de la colina, y uno de los mejores atardeceres de nuestra vida.

Sin embargo, poco pudimos hacer en nuestro día y medio en la isla, ya que se desató un vendaval que nos obligó a estar encerrados en el hotel desde esta noche hasta el mediodía del día siguiente…

DÍA 11 – VENDAVAL Y KHORA

Como os decimos, el vendaval truncó nuestros planes, que eran conocer la isla entera. Cosas que pasan. Nunca nos habríamos imaginado encerrados en el hotel en una isla griega por vientos huracanados, pero así fue. No se podía estar en la calle ya que el viento te tiraba y era imposible caminar. Las rachas de viento alcanzaban los 100 kilómetros por hora, así que imaginaos.

Al mediodía, el viento se relajó un poquito. Solo un poco, pasamos a rachas de 70 kilómetros por hora. Con cuidado y dificultad, pero ya se podía caminar. Visitamos en profundidad Khora y poco más, ya que no nos dio tiempo a mucho.

Nos quedamos con una sensación muy agridulce por no haber podido visitar bien la isla y nos dio mucha pena, pero no se puede luchar contra los elementos. Incluso cancelaron los ferris y en otras islas, los vuelos. A veces, en las Cícladas se da este fenómeno de viento huracanado, que se conoce como meltemi. Suelen darse en julio y agosto. Nosotros no teníamos ni idea, la verdad, pero si te toca, paciencia, no se puede hacer mucho más.

DÍA 12 – LLEGADA A SANTORINI – IMEROVIGLI

Rezando para que el meltemi no nos arruinase nuestros días en Santorini, uno de nuestros puntos fuertes del viaje, cogimos el ferry. Al bajarnos comprobamos con alegría que en Santorini Eólo se estaba portando bien y nos dejaría disfrutar sin problema de nuestros días en la isla.

Los dos primeros días nos quedaríamos en Imerovigli, un pueblecito precioso y poco concurrido entre Fira (la capital) y Oia (el pueblo más conocido).

Exploramos sus peculiares callejuelas, sacamos mil fotos y nos sorprendimos llegando a pie a Fira. Están tan cerca que en cosa de 20 minutos llegas dando un agradable paseo desde un pueblo hasta el otro. En nuestra opinión, Fira no es más que un sitio donde ir de compras y conseguir productos que no puedes encontrar en los pueblos, pero nada más.

Volvimos a Imerovigli para hacer el trekking a la roca de Skaros y ver un atardecer de película, como viene siendo habitual en Grecia. Si rodeáis la roca encontraréis una preciosa iglesia escondida en el acantilado. Y así podréis ver un atardecer prácticamente solos y gratis, ya que hay muchos sunset bars que se pasan con los precios solo porque tienen vistas al atardecer…

Después de cenar, dimos un pequeño paseo y fuimos a dormir, ya que al día siguiente teníamos un plan especial.

DÍA 13 – LUJO DE LUNA DE MIEL

Para este día, yo le había regalado a Rodri la estancia en un hotelazo como los que salen en las guías. De estos que tienen una suite con bañera privada y vistas a la caldera. Se trata del hotel Altana. El plan para este día era simplemente disfrutar en el hotel como dos recién casados que somos. Tomar el sol, bañarnos y comer y cenar en nuestra terraza privada con vistas a la caldera. Y eso hicimos.

Lujo, relax, paz, amor y vistas increíbles.

DÍA 14 – TRASLADO A OIA Y VISITA CON FATÍDICO RESULTADO

El día siguiente nos fuimos a Oia para pasar dos días y una noche, ¡pero qué noche! Ahora os lo explicamos:

Cogimos el autobús y llegamos a Oia para comer algo rápido y empezar a visitar cosas. Tuvimos la suerte de poder ver todo el pueblo y caminarlo entero, con sus vistas alucinantes y sus fotos de rigor.

Sin embargo… Mientras buscábamos un restaurante para cenar, Rodri metió el pie en un agujero (el suelo de la calle era de adoquines irregulares) y al momento supo que se había roto algo. No podía caminar porque se moría de dolor. Así que fuimos al hotel y pedimos comida a domicilio. Sinceramente, yo pensaba que no era nada, pero al día siguiente se despertó con un moratón tremendo y fuimos al médico.

Efectivamente, se había roto el pie… En concreto, el quinto metatarso (no el dedo, sino a media altura). El médico le vendó el pie y le recomendó reposo. Como a la mañana siguiente volvíamos para España, le dijo que ya una vez aquí le hiciesen rayos X para confirmar y lo examinasen bien…

Así que, de nuevo, estuvimos encerrados en el hotel y con muchas ganas de seguir viendo atardeceres de ensueño… Por suerte, el día anterior sí que pudimos visitar bien Oia, que, en realidad, es un pueblecito muy pequeño, pero queríamos ir a la playa, sacar más fotos, ir a comer, a cenar… Pero igual que lo del viento, son cosas que pasan…

Al día siguiente, como pudimos, fuimos al aeropuerto y pusimos rumbo a España de nuevo.

Y hasta aquí nuestro accidentado recorrido por Grecia. Como veis, nos han quedado muchas cosas pendientes, ¡así que habrá que volver! Pero en general, disfrutamos muchísimo y hacer continente + islas fue una combinación perfecta para nosotros, que buscábamos tanto historia como relax y lujo.

ALOJAMIENTOS

Aquí os dejamos una lista de todos los alojamientos en donde nos quedamos. Bueno, todos menos el de Meteora, que a pesar de estar bien, el trato fue horrible y la verdad es que no lo recomendamos.

Epidauro:

Hotel Mike, en el centro de la ciudad, buenas vistas. 25 € por persona y noche

Olimpia:

Hotel Prytanio, muy cerca del yacimiento, buena relación calidad-precio. 24 € por persona y noche

Mikonos:

Hotel Galini. En el centro. Pero centro, centro. La dueña, María, es tremendamente amable y el trato fue exquisito. 40 € por persona y noche.

Paros:

Apartamento Villa Adriana. En el centro de Parikia, la capital de Paros. A 50 metros de donde paran los ferries. Con un balcón con vistas y una terraza enorme. Buen trato y buena localización. 35 € por persona y noche.

Imerovigli:

Villa Happening. Sencillo pero bien ubicado, a pocos pasos del centro y de la caldera. Habitación sencilla pero limpia y buen trato. 35 € por persona y noche.

Hotel Altana Heritage Suites. Una pasada. Suit Luna de Miel con terraza y piscina privada, con cena y desayuno privados en nuestra terraza, vistas a la caldera y al lado de la roca de Skaros. Trato impecable, los dueños son tremendamente amables. 230 € por persona y noche.

Oia:

Hotel The Arches. ¿Quién dijo que alojarse en el centro de Oia era prohibitivo? A 20 metros de la calle principal, habitación grande y bonita con terraza y desayuno incluido. Buen trato y limpio. 63 € por persona y noche.

RESTAURANTES

No siempre comimos y cenamos en restaurantes, muchas veces nos llevamos bocadillos o, si estábamos en apartamento, cocinábamos. Pero os vamos a dejar una lista de los restaurantes que más nos gustaron de los que probamos.

Epidavros:

Restaurante Mike. Es el restaurante del hotel donde nos alojamos y puedes ir a comer o cenar aunque no te quedes ahí a dormir. Está al lado del mar y cocinan muy bien. No es nada caro, salimos a unos 12 € por persona y pedimos pulpo, calamares, ensalada griega y tzatziki.

Meteora:

Stefanos Tavern. Está en Kastraki y se come que alucinas. Tienen una parrilla increíble y la carne está de lujo. Producto fresco y de proximidad. Pedimos un entrante, dos principales, bebida y postre por 13 € por persona.

Mikonos:

Nice & Easy. Comida muy rica en el centro de la ciudad. Un poco pijo, pero no está mal para un capricho. Pedimos un entrante, dos principales, bebida y postre por 40 € por persona

Joanna’s Tavern: Comida muy rica a pie de playa. Chiringuito de toda la vida pero con saber estar. Pedimos un entrante, dos principales, bebida y postre por 12 € por persona.

Ios:

Saini’s Taverna: El mejor restaurante en el que hayamos comido o cenado en todas nuestras vacaciones en Grecia. Es muy pequeñito y es un restaurante familiar. Colocan las mesas en los callejoncitos (bien iluminados) y tiene un toque muy romántico. Es comida casera griega de verdad. La musaka me tiene loca. Pedimos un entrante, dos principales, bebida y postre por 12 € por persona. Y repetimos al día siguiente.

Imerovigli:

Let’s eat. Gyros y souvlaki, comida rápida típica griega con mucho sabor y a buen precio. Comimos bien por 3 € por persona, bebida incluída.

The Wine bar. Restaurante elegante con vistas a la caldera. A pesar de estar donde está, no es prohibitivo. Cenamos con vistazas y tomamos entrante + dos principales + bebida por 35 € por persona.

Altana Heritage Suites. El restaurante de nuestro hotel. Cena privada en nuestra terraza con entrante + 2 principales + postres y maridaje de vinos por 50 € por persona. Se puede cenar abajo en el restaurante aunque no estés alojado ahí. Comida buena, de calidad y trato excelente.

Oia:

Ambrosía Restaurant. El más romántico de todo Oia. Cena a la luz de las velas, con vistas de infarto y rosa incluida. Buen trato y producto de calidad. Cenamos un entrante + 2 principales + postres y vinos por 60 € por persona. Está bien para un capricho o una celebración especial.

CONSEJOS EXTRA

  • Procurad visitar monumentos, yacimientos y pueblos bien temprano. Así evitaréis hordas de turistas y el calor sofocante si vais en verano. Normalmente, a partir de las 10 ya se masifica todo (excepto Mikonos, que vive más de noche) y hace un calor de morirse.
  • La mejor zona para alojarse en Mikonos es Fabrika. La estación de bus de Fabrika conecta el aeropuerto, el puerto y la ciudad en frecuencias de 30 minutos por 2 €.
  • Informaos bien de los horarios de apertura de los monumentos y yacimientos, ya que varían de una época a otra y en días concretos, sobre todo, los monasterios de Meteora.
  • Llevad agua siempre cuando vayáis a visitar yacimientos, ya que no suele haber sitios donde comprar algo de beber. Llevad también algo para cubriros la cabeza y crema solar si vais en primavera/verano.
  • Estad pendientes de la previsión meteorológica respecto al viento en las islas para que no os pase como a nosotros.
  • Llevad seguro de viajes. Esto es superimportante, ya que nunca sabes lo que puede pasar, como en el caso del pie de Rodri. Nosotros viajamos con Iati y fueron super rápidos con todos los trámites y funcionan muy bien. Podéis reservar vuestro seguro con descuento en este enlace. Cubren todo tipo de problemas por cancelación y tienen total cobertura covid.
  • En cuanto a coches de alquiler, superimportante: intentad recogerlo y devolverlo en el mismo punto. Todas las empresas de alquiler en Grecia (todas) cobran una tasa fija de 250 € por devolverlo en otro sitio, independientemente de cuántos días tengas el coche y el modelo.
  • En Santorini merece mucho la pena visitar más pueblos además de Oia. Imerovigli es una pasada, Fira ofrece muchas cosas que no hay en Oia y Megalochori es precioso.
  • Sacad los billetes de ferry con antelación por internet para ahorraros colas y formularios en papel.
  • Probad comida local en restaurantes de barrio, que vais a descubrir auténticos tesoros. También podéis llevar bocadillos algunos días o cocinar en vuestro alojamiento si dispone de cocina para abaratar gastos.

Si os animáis a visitar Grecia y tenéis alguna duda, escribidnos un comentario y os contestaremos lo antes posible. Y si habéis visitado Grecia, ¿nos contáis vuestra experiencia?

Asturias, España

Ruta: Lagos de Saliencia en Somiedo

Escrita por: Rodri

Si preguntáis a cualquiera si conoce los lagos de Asturias, es muy probable que os hable de los más que conocidos Lagos de Covadonga. Pero hoy estamos aquí para hablar de otros, de los Lagos de Saliencia, que poco o nada les tienen que envidiar. ¿Os apetece descubrirlos?

Ubicados en la Reserva de la Biosfera de Somiedo y declarados Monumento Natural, estos lagos de origen glaciar y su entorno son una auténtica maravilla que no os podéis perder. Y lo mejor de todo, están al alcance de cualquiera.

DATOS DE INTERÉS

  • Nombre: Ruta Circular de los Lagos de Saliencia
  • Localización: Parque Natural de Somiedo
  • Dificultad: Fácil
  • Formato: Circular
  • Distancia: 8 kilómetros
  • Tiempo aproximado: 4 horas
  • Camino complementario: 4 horas extra

No hay ningún tipo de servicio, más allá de una fuente en la zona del aparcamiento. Especial precaución en los días de calor, ya que apenas hay sombras en todo el recorrido. El agua y la protección solar deben ser nuestros compañeros de viaje. Mucho cuidado también en invierno. Estáis en la montaña, a una altura considerable. Recordad que, en caso de duda, siempre es mejor dar la vuelta y volver otro día. A pesar de que es una ruta fácil, llevad siempre ropa y calzado adecuados.

CÓMO LLEGAR

El inicio de la ruta está situado en el Alto de la Farrapona, donde encontraremos un aparcamiento de tamaño considerable que sirve de frontera entre Asturias y la provincia de León.

Desde la vertiente asturiana se accede por la carretera SD-1. Desde el pueblo de Saliencia no tiene pérdida y la carretera está, por lo general, en buen estado. Si venís desde León… tenemos que decir que la situación es lamentable. Es más que sorprendente ver como una vez llegado a Torrestío el asfalto termina. Si queréis llegar al Alto de la Farrapona, no os queda más remedio que armaros de paciencia y comenzar el ascenso por un camino de tierra y piedras de unos 4 km.

RUTA CIRCULAR

Si bien es cierto que cada uno puede hacerlo a su manera, lo más común (y recomendable) es hacer la ruta circular que comunica todos los lagos. ¡Y eso es lo que hicimos nosotros!

Una vez dejado el coche en el aparcamiento, descendemos por una pista bien señalizada que probablemente nos proporcione el único momento de sombra del día. Es el comienzo de nuestra travesía, y no tardamos mucho en ver cómo el camino se abre y nos maravilla con el primero de los lagos.

LAGO DE LA CUEVA

Este lago sorprende a cualquier viajero. Rodeado de montañas por todos sus lados, podéis ver el reflejo de las mismas dibujado en el agua. Desde este punto, ya podemos distinguir las primeras bocas de la antigua Mina de hierro de Santa Rita, que se mantuvo en activo hasta 1978. Es muy curioso ver como el tono rojizo del hierro llega a cubrir los caminos en zigzag que ascienden hasta el siguiente lago.

En este punto tomamos nuestra primera decisión. Junto al Lago de la Cueva encontraremos una cabaña y un teito. Tras ellos hay un sendero que nos llevará igualmente a hacer la ruta circular, aunque nosotros preferimos seguir el camino que parecía más lógico y volver por el otro al final del día ¡Vosotros decidís en qué sentido queréis hacer el recorrido!

Nosotros aprovechamos para parar a comer algo junto a este lago, en una pequeña pradera a la salida de una de las bocas de la mina. Es un lugar para disfrutar con unas vistas increíbles, sacar unas fotos y simplemente escuchar el sonido de la naturaleza.

Subiendo por el camino en zigzag, encontraremos el mirador del Lago de la Cueva.

LAGO ALMAGRERA O LAGO MINA

Este es el lago más pequeño de todos y, si vais en los meses de verano, es muy probable que ni siquiera lo veáis. Es un lago temporal, así que se suele secar cuando aprieta el calor. No obstante se intuye donde suele estar habitualmente, así que no os volváis locos buscando. ¡Si no lo veis es que no está!

LAGO CERVERIZ

Nuestro favorito. El lago Cerveriz está enmarcado en un paisaje espectacular en el que dan ganas de quedarse durante horas. Es un lago de agua más oscura que los anteriores, ubicado al pie de los Picos Albos y rodeado de grandes praderas que llegan hasta donde alcanza la vista. Si echáis un vistazo, podéis encontrar pisadas y rastros de todo tipo de animales. Eso sí, tendréis que tomar decisiones de nuevo. En este punto, podéis proseguir con la ruta circular o, si tenéis tiempo y sois unos verdaderos aventureros, salir de la ruta y tomar el desvío que os conducirá a…

LAGO DEL VALLE

Este lago es el mayor lago que encontraréis en toda la Cordillera Cantábrica, con un perímetro de más de 2 kilómetros. No está precisamente cerca de la ruta circular de los Lagos de Saliencia, así que nosotros recomendamos verlo en otro momento realizando la ruta que sale de Valle de Lago. Si aún así os animáis a seguir adelante, tendréis que añadir unas 4 horas a vuestro día en la montaña (2 de ida y otras 2 de vuelta al mismo punto). Eso sí, el paisaje es espectacular.

LAGO CALABAZOSA O LAGO NEGRO

Dejamos atrás el Lago Cerveriz y, en apenas 15 o 20 minutos, nos encontramos con el majestuoso Lago Negro. Suelen llamarlo así por el color de su agua, que parece más oscura debido a su gran profundidad. Estamos ante el lago de mayor altura y tamaño de todos los que componen esta ruta de los Lagos de Saliencia. Pero no solo eso: este es el más profundo de toda la Cordillera Cantábrica, superando los 50 metros en algunos puntos.

El camino resulta más o menos evidente, rodeando el lago hasta alcanzar un punto en el que el sendero os elevará entre las montañas hasta perderlo de vista. Seguid avanzando y pronto os encontraréis a un viejo conocido, el Lago de la Cueva. Tras rodearlo, apareceréis de nuevo por el sendero que hay tras la cabaña y el teito que os comentamos al principio.

¡Ya estáis listos para volver a casa!

CONSEJO

Todo depende de donde os alojéis pero, normalmente, el Parque Natural de Somiedo es un sitio que suele estar un poco alejado de todo. Si es vuestro caso, no dudéis en pasar la noche en uno de los muchos de alojamientos rurales que hay por la zona para poder aprovechar mejor el día. No hay nada peor que tener que conducir un par de horas después de llegar cansado de un largo día en la montaña. Reservad vuestra noche con tiempo, en primavera y verano suele haber bastante afluencia de gente.

¿Qué os ha parecido esta ruta? ¿Os animáis a hacerla? Para nosotros, es una de las más bonitas de Asturias y los lagos son impresionantes. ¡No os la perdáis!

Asturias

¡Todos a bordo! Disfruta de la costa gijonesa en catamarán

Hace unas semanas, pudimos disfrutar del viaje inaugural de Todos A Bordo Gijón, una empresa que ofrece paseos por la costa, fiestas a bordo, catering, salidas románticas al atardecer y mucho más en un precioso catamarán amarrado en el puerto deportivo de Gijón. Fue una gran velada en la que pasamos un rato muy divertido con gente muy agradable y de paso, buscamos un tesoro escondido por el barco mientras nos tomábamos una copa y disfrutábamos de un precioso atardecer sobre el cantábrico. ¿Os contamos más?

¿QUÉ ES TODOS A BORDO GIJÓN?

Es una empresa joven y dinámica ubicada en Gijón que se lo curra mucho para que podáis disfrutar de la costa gijonesa como más os guste: en pareja, con amigos o con familia. El trato es amable, cercano y siempre están abiertos a sugerencias. Cuentan con todos los permisos de navegación y todos los permisos especiales para llevar a cabo todos los servicios que ofrecen a bordo.

¿QUÉ SERVICIOS OFRECEN?

La oferta es muy completa y para todos los gustos:

  • Navegación en grupos de hasta 12 personas
  • Despedidas de soltero/a
  • Veladas románticas al atardecer
  • Despedida de un ser querido con suelta de cenizas
  • Alquiler de catamarán
  • Sesión de fotos con fotógrafo profesional

A todo esto se le pueden añadir extras, como por ejemplo:

  • Picnic romántico (opción vegetariana y sin gluten)
  • Música en directo
  • Tuppersex
  • Bebida
  • Animación
  • Fotógrafo profesional

Y de vez en cuando, organizan también veladas especiales como fiestas ibicencas, hogueras de San Juan a bordo y muchas sorpresas más. ¡Y atienden peticiones especiales! Así que si tienes una idea, coméntaselo.

¿QUÉ TAL FUE NUESTRA EXPERIENCIA?

Nos lo pasamos pipa. Embarcamos en la fiesta inaugural y disfrutamos de una velada muy divertida a bordo. Conocimos a unas chicas muy majas, surcamos las olas en proa, degustamos un cóctel, bailamos a ritmo de temazos, sacamos unas fotos preciosas al atardecer y nos reímos a carcajadas con los juegos y la animación de Meca Y Eso, que trabaja en colaboración con Todos A Bordo para ofrecer un rato divertido y muchas risas a bordo del catamarán. Fue una experiencia muy divertida y sin duda repetiríamos. Ya no solo porque nos guste mucho navegar, sino porque tanto el trato como el paseo, la fiesta y la animación fue muy divertido. El barco es precioso, cómodo y seguro.

¡No os lo penséis, es un planazo para pasar un rato diferente en Gijón!

CONTACTO:

Para más información, tarifas y reservas, contactad con Todos A Bordo Gijón en:

  • Teléfono: 615 015 910
  • Email: reservas@todosabordogijon.com
  • Instagram: @todosabordogijon